3 tipos de paneles solares fotovoltaicos: ¿Cuál es el mejor para ti? – EcoInventos

Un sistema solar fotovoltaico te puede proporcionar electricidad durante más de dos décadas, ahorrándote mucho dinero en facturas de electricidad en ese tiempo.

Familiarizarse con los principales tipos de paneles fotovoltaicos es un primer paso a la hora de decidirse por un sistema u otro. De este modo, podrás elegir la mejor opción para tu casa o negocio.

Independientemente del tipo de panel fotovoltaico que elijas para tu proyecto, asegúrate de que se trata de un producto de alta calidad con una sólida garantía del fabricante.

También es fundamental contar con una instalación profesional, ya que incluso las mejores placas fotovoltaicas pueden tener un mal funcionamiento si se instalan de forma incorrecta.

Una mala instalación también puede crear un riesgo de incendio, y la garantía quedará anulada si los paneles fotovoltaicos no se instalan o usan como indica el fabricante.

Principales tipos de paneles solares fotovoltaicos.

Los paneles fotovoltaicos se fabrican en muchos tamaños, desde grandes módulos comerciales de casi 2 metros de altura hasta paneles compactos y portátiles que caben en un bolsillo. Sin embargo, la gran mayoría pueden clasificarse en tres tipos principales: monocristalinos, policristalinos y de capa fina.

Cada uno de ellos utiliza materiales que producen energía eléctrica cuando reciben la luz solar, pero los materiales específicos usados en los paneles son diferentes.

Como en cualquier decisión de diseño, cada tipo de panel solar tiene pros y contras, que resumimos a continuación:

  • Monocristalino: Máxima eficiencia, lo que significa más kilovatios-hora por m2 cubierto. Larga vida útil (25 años o más). Más caro.
  • Policristalino: Coste y eficiencia equilibrados: intermedio entre los paneles solares monocristalinos y los de capa fina. Larga vida útil (25 años o más). Menor eficiencia que los paneles monocristalinos. Las altas temperaturas pueden reducir su eficiencia y durabilidad.
  • Capa fina: Las altas temperaturas sólo tienen un pequeño impacto en su eficiencia. Menor peso que los paneles mono y policristalinos. Menor coste por panel. Hay paneles de película fina flexibles y adhesivos. Menor eficiencia, lo que significa menos kilovatios-hora por m2 cubierto. Por lo general, son menos duraderos que los paneles solares mono y policristalinos.

Tanto los paneles policristalinos como los monocristalinos usan células solares hechas de cristales de silicio, pero con una estructura física diferente. Por otro lado, los paneles solares de capa fina usan silicio no cristalino u otros materiales fotovoltaicos.

Paneles solares monocristalinos.

Los paneles solares monocristalinos tienen los índices de eficiencia más altos.

Estos paneles solares normalmente pueden convertir más del 20% de la luz solar en electricidad, y los paneles más eficientes ahora superan el 22% de eficiencia.

Los paneles monocristalinos son una excelente opción cuando se tiene un espacio limitado en el tejado, ya que generan más electricidad por metro cuadrado.

Los paneles monocristalinos también se caracterizan por sus células fotovoltaicas negras, y muchos propietarios prefieren esta apariencia sobre el tono azul más claro de los paneles solares policristalinos.

El principal inconveniente de estos paneles es su elevado coste, pero a cambio, te proporcionan más electricidad por cada panel que instales.

Paneles solares policristalinos.

Los paneles solares policristalinos tienen una eficiencia inferior a la de los paneles de silicio monocristalino, normalmente por debajo del 17%, pero también son más baratos.

La alta eficiencia sólo se convierte en algo crítico cuando tu tejado tiene un espacio limitado para los paneles solares y necesitas aprovechar al máximo la superficie disponible.

Cuando el espacio no es una limitación, basta con instalar algunos paneles policristalinos adicionales para compensar su menor eficiencia.

Contrariamente a la creencia popular, una menor eficiencia no significa una menor calidad cuando se comparan los paneles solares fotovoltaicos.

En el caso de los paneles policristalinos, esto es sólo una consecuencia de su propiedad material: tienen múltiples cristales de silicio por célula, a diferencia de un solo cristal que transporta los electrones de forma más eficiente.

Puedes encontrar paneles solares de alta calidad de ambos tipos, mono y policristalinos, con sólidas garantías de sus fabricantes.

Paneles solares de capa fina.

Los paneles fotovoltaicos de capa fina no están divididos en células como los módulos policristalinos y monocristalinos.

En su lugar, toda su superficie tiene capas de material fotovoltaico. Como estos paneles utilizan capas de material en lugar de células rígidas, se pueden fabricar para que sean flexibles y ligeros.

También hay paneles adhesivos de película fina, que pueden utilizarse en ventanas y otras superficies verticales. Estos paneles también son populares para los sistemas de energía solar de los vehículos recreativos.

Sin embargo, los paneles de película fina suelen tener una eficiencia menor que los otros dos tipos, lo que significa que hay que cubrir una superficie mayor para producir tanta energía como los paneles mono y policristalino.

Por esta razón, los paneles de capa fina son más adecuados para grandes tejados comerciales e industriales, o para huertos solares montados en el suelo. Normalmente no se recomiendan para los hogares, ya que necesitan demasiado espacio para ser productivos.

Diferencias importantes: Diseño, coste y eficiencia

Al comparar los paneles solares fotovoltaicos, la decisión de compra suele basarse en la apariencia, el coste y la eficiencia.

Aunque todos los tipos de paneles fotovoltaicos cumplen la misma función, existen importantes diferencias entre ellos en estas tres áreas:

Aspecto de los distintos tipos de paneles solares.

El aspecto de los paneles solares fotovoltaicos puede describirse en función de su color y número de células.

Los paneles solares monocristalinos tienen células negras con esquinas recortadas, y la mayoría de los paneles tienen 60 o 72 células solares de silicio. Los últimos diseños usan 120 o 144 células partidas o half-cell que aumentan la eficiencia, pero las dimensiones de los paneles son más o menos las mismas.

Los paneles solares policristalinos tienen células azules con esquinas afiladas. Al igual que los paneles monocristalinos, suelen estar disponibles con 60 o 72 células (o 120 o 144 células partidas o half-cell en los modelos más recientes).

Los paneles solares de capa fina tienen una superficie uniforme con capas de material fotovoltaico, en lugar de células solares separadas. Su color depende de la composición del material, y puede encontrar paneles de capa fina negros, azules o incluso grises.

Coste de cada tipo de panel solar fotovoltaico

El precio concreto de un sistema solar doméstico dependerá de la marca y el modelo del panel, así como de los costes locales de la mano de obra.

También hay que tener en cuenta que el coste total de la instalación solar incluirá componentes como el inversor, el bastidor o el cableado. Sin embargo, el coste de los paneles solares fotovoltaicos en sí puede clasificarse de la siguiente manera:

  • Monocristalinos: Precio más alto.
  • Policristalinos: Precio intermedio.
  • De capa fina: Precio más bajo.

Esta es la tendencia general de los precios, pero puede haber excepciones.

Eficiencia y potencia.

La eficiencia y la potencia de los paneles solares fotovoltaicos están estrechamente relacionados, ya que una mayor eficiencia significa más vatios con la luz solar disponible.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta las dimensiones de los paneles solares fotovoltaicos, ya que un producto más grande tiene más superficie para recoger la luz solar.

Suponiendo que se comparen paneles solares de tamaños similares, se puede esperar la siguiente clasificación en cuanto a eficiencia y potencia:

  • Monocristalino: Eficiencia máxima, normalmente superior al 19%.
  • Policristalino: Eficiencia media, normalmente del 15-17%.
  • De capa fina: La eficiencia más baja, normalmente por debajo del 15%.

Los fabricantes solares invierten constantemente en investigación, y los tres tipos han ido mejorando con el tiempo gracias a las nuevas tecnologías. Ahora hay paneles de capa fina que pueden igualar la eficiencia de los paneles mono y policristalinos en condiciones de laboratorio. Sin embargo, todavía no están disponibles como productos comerciales.

¿De qué están hechos los distintos tipos de paneles fotovoltaicos?

El aspecto y la eficiencia de los paneles solares fotovoltaicos dependen de sus materiales.

Aunque tener una alta eficiencia es bueno, esta métrica está sobrevalorada en algunos casos. Hay placas fotovoltaicas de alta calidad de los tres tipos, y se pueden obtener excelentes resultados con los paneles policristalinos y de capa fina cuando tenemos espacio suficiente.

Como ya se ha dicho, tanto los paneles policristalinos como los monocristalinos están hechos de obleas de silicio cristalino. Sin embargo, la estructura microscópica de esos cristales es diferente en cada tipo de panel:

  • Las células solares monocristalinas se fabrican a partir de células fotovoltaicas cortadas de un solo cristal de silicio puro (de ahí el prefijo «mono»). Se trata de un proceso de fabricación avanzado, que es una de las razones principales por las que los paneles monocristalinos tienen precios más altos.
  • Las células solares policristalinas se fabrican a partir de múltiples fragmentos de silicio cristalino que se funden durante el proceso de fabricación, y también se denominan multicristalinas por esta razón. Su proceso de fabricación es más sencillo, ya que no es necesario cultivar cuidadosamente un solo cristal de silicio. Esto conlleva un menor coste, pero también una menor eficiencia.
  • Los paneles de capa fina no utilizan células de cristal de silicio. En su lugar, utilizan finas capas de material fotovoltaico. Las composiciones químicas más comunes son el seleniuro de cobre, indio y galio (CIGS), el teluro de cadmio (CdTe) y el silicio amorfo (a-Si).

Cómo elegir el panel adecuado para tu instalación de autoconsumo solar.

Los paneles solares monocristalinos suelen considerarse los «mejores» debido a su mayor eficiencia, pero cualquiera de los tres tipos de paneles solares puede alcanzar un gran rendimiento cuando se usa en las aplicaciones adecuadas.

La eficiencia es sólo uno de los parámetros de rendimiento, y hay casos en los que los paneles policristalinos ofrecen un mayor rendimiento por euro invertido.

Puede que los paneles de capa fina no tengan la mejor eficiencia, pero su bajo peso y reducido grosor los hacen viables en aplicaciones en las que los otros tipos no son prácticos.

Si quieres maximizar la producción de electricidad con un espacio limitado en el tejado, los paneles monocristalinos son la opción recomendada.

Lo mismo ocurre si tienes mucho espacio pero quieres que tu sistema solar sea lo más compacto posible.

Por último, los paneles monocristalinos son recomendables si prefieres el color negro de sus células solares.

Cuando el espacio no es una limitación para tu sistema solar doméstico, también puedes considerar los paneles solares policristalinos. También se recomiendan cuando se quiere mantener el presupuesto lo más bajo posible: Suponiendo sistemas de igual tamaño con el mismo número de paneles, el coste total será menor con las opciones policristalinas.

Los paneles solares de capa fina no se recomiendan generalmente para tejados domésticos. Dado que su eficiencia es baja, es necesario cubrir una superficie mucho mayor con más paneles para conseguir una producción significativa. Sin embargo, los paneles de película fina son excelentes para los vehículos de recreo y acampadas, ya que son más ligeros y portátiles. También puede encontrar paneles solares de película fina con diseños flexibles o adhesivos, que pueden utilizarse en superficies que no son adecuadas para los otros dos tipos.

Entonces, ¿qué tipo de panel solar es el mejor para tu casa? Para saberlo con certeza, tendrás que hablar con un instalador solar. La mayoría de las empresas de energía solar ofrecen consultas gratuitas donde te informarán de que tipo de instalación es más conveniente para tu casa.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente