Aerotermos solares para la industria ¿Qué son? , caracteristicas , tipos y beneficios

Una característica de casi todos los sistemas solares térmicos es que la producción de calor excede la carga durante el clima cálido. Imagine una serie de días soleados con temperaturas altas de 30º C o más. Los colectores están agregando grandes cantidades de calor a la solución anticongelante que pasa a través de ellos. A media tarde, el tanque de almacenamiento puede estar acercándose a los 82º C.

Luego, mezcle la posibilidad de que la familia que vive en la casa con este sistema esté de vacaciones y, por lo tanto, no use nada del agua caliente disponible. Es fácil ver que este escenario conduce a la apertura de la válvula de alivio P&T del tanque, lo que da como resultado un sótano lleno de vapor.

Una respuesta evidente ante este escenario es la inclusión de un sistema de seguridad. De tal manera que cuando se incremente la presión por encima de determinados valores de referencia, la instalación libere agua caliente o vapor. Este sistema previene accidentes y mal funcionamiento pero lo que se desea es que no llegue a ese punto.

En el momento de plantear una instalación solar térmica, debemos tener en cuenta todas estas variables, instalando drenajes diseñados para que en el caso de necesitar expulsar vapor con temperaturas altas, no genere daños en la propiedad. Aunque la tecnología solar térmica es una de las más antiguas y fiables formas de energía solar requiere control y mantenimiento para promover la vida útil de los equipos y en general la eficiencia de la instalación.

Alli es cuando entran al juego los Aerotermos solares. Estos son ideales para sistemas solares térmicos donde hay niveles de ocupación bajos o poco frecuentes, como escuelas, casas de vacaciones y clubes deportivos. Se pueden usar para muchos procesos industriales, como el secado, la cocción, la calefacción y otros. La energía solar térmica se puede usar para generar vapor, agua caliente y aire caliente. De hecho el Código Técnico de la Edificación en el apartado de Ahorro de Energía (DBHE-4), en su epígrafe 2.2.2 lo establece explicitamente como una de las medidas para la protección contra sobrecalentamientos en instalaciones solares cuando la pudieran superar el 100% de su demanda.

Un aerotermo industrial en acción lo conforman varios elementos; una válvula de tres vías que permite el flujo del fluido caloportador (agua + glicol) que permite que cuando se supere la temperatura establecida de los captadores solares se disipe el excedente de energía al ambiente exterior.

Una de las principales ventajas de los Aerotermos es que no requieren de una compleja y costosa infraestructura de tuberías. Este es especialmente útil en las áreas rurales donde el agua no está disponible. Otra ventaja es que los Aerotermos son más eficientes que los sistemas solares térmicos tradicionales. Esto se debe a que no pierden calor durante el día o la noche.

De igual manera, la ubicación de estos equipos tiende a ser bastante sencilla pues ocupan menos espacio que las placas solares y es posible instalarlas en la interperie o en el interior de del lugar de uso.  Son menos molestos de instalar que las bombas de calor geotérmicas, ya que no requieren ninguna excavación un bajo nivel sonoro en algunos de los equipos. 

Normalmente no necesitará un permiso de planificación pero si la ubicación es en un área de conservación, generalmente necesitará el consentimiento de su autoridad local. Compruebe también que su instalación cumplirá con las normas de construcción de su zona.

Por otro lado, que puede verse como una desventaja es que requieren un mantenimiento más complejo. Sin embargo la reducción de sobrecalentamiento está controlada.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente