Argentina busca sustituir importaciones de paneles solares – El Economista

El Gobierno argentino lanzó en San Juan el Clúster Renovable Nacional, una alianza público-privada, entre provincias y empresas, que permitirá integrar la cadena de proveedores de energías limpias en el país. La intención es sustituir importaciones por unos 130 millones de dólares al año; y las inversiones previstas serían de 1,000 millones de dólares anuales.

China y Europa son los principales proveedores mundiales de paneles fotovoltaicos (solares) y aerogeneradores eólicos. El presidente Alberto Fernández y sus ministros presentaron el organismo, que tendrá representación de seis provincias (Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca).

El clúster «favorecerá la producción de bienes, tecnologías y servicios asociados a la generación eléctrica de fuentes renovables». Se estima que habrá inversiones por 1,000 millones de dólares anuales para alcanzar un componente nacional del 50% en los parques.

El objetivo oficial es reemplazar las compras de equipos y evitar la salida de dólares de las reservas. La meta es alcanzar una mayor integración nacional de los componentes, plan que había empezado en las licitaciones RenovAr del Gobierno anterior.

Se explora la posibilidad de elevar el requerimiento de contar con componentes nacionales en los parques a un 50 por ciento. Por caso, IMPSA (ex Pescarmona), que fue capitalizada a fines de 2020 por el Estado nacional, puede proveer de equipos a los parques eólicos y solares, así como también el INVAP. El plan de energías renovables fue lanzado durante el macrismo. Sin acceso a financiamiento en el país, no hay nuevos proyectos Según comunicó el Gobierno, el Clúster generará en los próximos dos años 750 megavatios (MW) de potencia renovable y sumará otros 300 MW a partir de 2024.

No obstante, se tratan de inversiones que ya están previstas por las licitaciones previas. Fuentes oficiales prevén que gracias a esta alianza se crearán 2250 trabajos directos y más 4000 puestos indirectos en más de 250 pymes. En términos ambientales, la puesta en funcionamiento de más centrales de energías renovables permitirá una reducción de 220 toneladas por año en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

«Argentina tiene un compromiso para enfrentar las consecuencias del cambio climático, porque si no paramos vamos a dejar un mundo peligroso para las generaciones venideras», expresó Fernández.

El jefe de Estado estuvo acompañado por algunos ministros como el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Economía, Martín Guzmán; de Interior, Eduardo de Pedro.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente