Estudiantes de la Escuela indígena en Alto Guaymí recibieron paneles solares para acceder a energía eléctrica – Periódico Mensaje

  • Este centro educativo fue beneficiado por la Fundación Omar Dengo con la campaña “Una educación brillante para los niños indígenas”.

La energía brilló para 32 estudiantes de la escuela indígena en Alto Guaymí, con la instalación de un sistema fotovoltaico de 14 paneles solares, que les permitirá contar con un servicio de electricidad renovable para acceder a un nuevo mundo de oportunidades de aprendizaje.

Este centro educativo, ubicado en el territorio indígena de Conte en Punta Burica, Puntarenas; fue beneficiado por la campaña “Una educación brillante para los niños indígenas”, promovida por la Fundación Omar Dengo (FOD), mediante aportes de donantes individuales recibidos de plataformas como Global Giving, Benevity y Sinpe Móvil.

El objetivo de la campaña es dotar de este servicio a los centros educativos que carecen de electricidad, e incorporarlos a la modalidad de “Aprendizaje con Tecnologías Móviles” del Programa Nacional de Informática Educativa MEP-FOD, que les permitirá disponer a cada uno de los estudiantes de una computadora para su uso continuo en el centro educativo y en el hogar.

“Brindar corriente eléctrica es el primer paso para mejorar la calidad de la educación y cerrar la brecha digital en las regiones más alejadas y vulnerables del país. Este esfuerzo extraordinario nos permite ampliar la cobertura del Programa Nacional de Informática Educativa que hoy en día posibilita el cierre de la brecha digital en más de 12 mil estudiantes de 235 escuelas y colegios ubicados en territorios indígenas. Con esta iniciativa brindamos una solución integral al mejorar el sistema eléctrico e infraestructura del centro educativo, instalar el sistema fotovoltaico y dar soporte técnico”, manifestó Eduardo Monge, Coordinador de Gestión de Proyectos de la Fundación Omar Dengo. 

La Escuela en Alto Guaymí es un centro educativo unidocente, es decir que mantiene a todos los niveles, desde primero hasta sexto grado, trabajando en simultáneo en una única aula, lo cual requiere un proceso de mediación pedagógica por parte del docente para cumplir con el currículo y a la vez atender las necesidades, características y ritmos de aprendizaje de los estudiantes.

Hasta la fecha, 130 centros educativos indígenas han sido beneficiados por la FOD con la instalación de sistemas fotovoltaicos en el Valle de la Estrella, Talamanca, Chirripó, Coto Brus y Golfito; permitiendo que estudiantes de los pueblos indígenas Cabecar, Bribrí, Térraba, Boruca y Ngäbe, se transformen en centros de carga para sus comunidades.

Además de estos 32 estudiantes, el sistema fotovoltaico beneficiará a dos maestros y alrededor de 120 padres de familia y hermanos de los niños.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente