Ikea y Leroy Merlín disparan la venta de placas solares por los altos precios de la luz – Vozpópuli

Muchos consumidores han decidido independizarse de las grandes eléctricas y han apostado por el autoconsumo a través de placas solares. Una alternativa cada vez más asequible y más rentable con los precios actuales de la electricidad.. El debate empieza a entrar tanto en las comunidades de vecinos como en las viviendas individuales para hacer la ‘guerra eléctrica’ por su cuenta. 

En los largos pasillos de las tiendas de Ikea o Leroy Merlin no es de extrañar cruzarse con algún carro portando una placa solar para el autoconsumo. “Ha habido en las últimas semanas un aumento del interés”, comentan desde el gigante sueco de los muebles sobre su venta de placas solares para el autoconsumo. «Las ventas de proyectos de autoconsumo han crecido un 100% respecto a 2020”, añaden desde Leroy Merlin. 

En el caso de la multinacional francesa especializada en bricolaje, construcción, decoración han notado que se ha duplicado el número de solicitudes de clientes interesados en proyectos llave en mano de energía solar y aerotermia. “Además, el ‘miedo al apagón’ ha disparado las ventas de pequeñas soluciones para generar electricidad para consumos críticos ( como iluminación, frigorífico) o los kit solares para cargar el móvil«, puntualizan desde Leroy Merlin.

Ikea arrancó en el segundo trimestre de 2021 la venta de placas, poco antes de que desatara la crisis de precios de la electricidad, a través de un acuerdo con Contigo Energía (Grupo Gesternova) y su propuesta comercial se ha visto favorecida con la coyuntura. “Consideramos que es debido a tres razones, la principal, las subvenciones que ya se han empezado a activar en las comunidades autónomas”, comentan desde Ikea. 

Ikea reconoce que también llega este éxito de ventas de sus placas solares por “los altos precios que también están animando el mercado y el deseo de la gente de independizarse de las grandes eléctricas, junto con un aumento de la apuesta doméstica por la sostenibilidad”, añaden. 

Ikea y Leroy Merlin, ejemplos del ‘boom’

Las comunidades de vecinos son más reacias a esta alternativa energética. Como explican desde el sector, cerca del 95% de las instalaciones fotovoltaicas en hogares está situada en una vivienda individual. El autoconsumo individual vive un incremento exponencial, pero el colectivo, que es el principal en las grandes ciudades y también en sitios con poco terreno como las islas, no va a la misma velocidad.

La inversión que necesita un consumidor para una instalación estándar de 3,5 kilowatios (KW), que es el tamaño que más se repite en España, está entre los 3.000 y los 5.000 euros incluyendo el IVA, y permite ahorrar entre el 30% y el 50% de la factura eléctrica. El tiempo medio de amortización de este sistema de placas solares está en los ocho años, que puede ser de hasta cinco si se reciben ayudas de las administraciones, y su tiempo de uso se sitúa entre los 30 y los 35 años.

El director general de Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso, reconoce que se hay un considerable «aumento del interés» este año por esta vía, no obstante, apunta que la aprobación del Gobierno del plan de 900 millones de euros para impulsar el autoconsumo ha provocado que muchos hogares y empresas paralicen sus planes hasta materializarse estas ayudas.

«Con este escenario, no sabemos todavía cómo vamos a cerrar el año en materia de autoconsumo, seguramente con un crecimiento importante, pero es muy difícil hablar de cifras», declara Donoso. “Algunas comunidades se están abriendo a estas subvenciones y esperamos que entre dos o tres años se puedan tener una instalación de autoconsumo de entre 3 y 3,5 GW con más de 100.000 proyectos”, añade.

Mapa autonómico del autoconsumo Unef

A la espera de los fondos

«Estamos en el segundo gran boom del autoconsumo», reconoce Lluis Cosí, coordinador nacional de la Asociación Nacional de Autoconsumidores (ANA). «La pandemia y la crisis de los precios de la electricidad están acelerando un cambio que ya se estaba notando antes. Las ayudas europeas impulsarán, aún más, esta tendencia imparable», comenta Cosí.

Las estimaciones que maneja ANA de 2020 apuntan a que se realizaron más de 20321 instalaciones de autoconsumo de menos de 10KW. Los del sector también muestran que el pasado año se instalaron en España un total de 596 MW de energía fotovoltaica en placas solares de autoconsumo, un aumento del 30% respecto al año anterior y alcanzar una capacidad acumulada de más de 1.500 MW en los últimos seis años.

«Nosotros empezamos 2021 con cerca de 2.000 socios y vamos a terminar el año rondando los 6.000 miembros de esta familia de autoconsumo«, informa Lluis Cosí. “El autoconsumo es rentable, es fiable y está en un buen momento tecnológico para ser un motor de la transición energética que se nos avecina», concluye el coordinador de la Asociación Nacional de Autoconsumidores. Tanto Ikea como Leroy Merlin, y el resto de competidores del gran consumo, no perderán ojo del avance de este proceso.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente