La primera planta fotovoltaica social echa a andar en Murcia: 70 familias y un precio de 50 euros el megawatio – EL ESPAÑOL


Noticias relacionadas

Cuatro hectáreas de terrenos de secano cuya producción se abandonó hace años en Yecla, acogen la primera instalación fotovoltaica social de España: la planta de El Ardal. Detrás de este proyecto hay 70 familias de la Región de Murcia, que han invertido la friolera de 1,7 millones de euros para poner en marcha a partir de este martes- una instalación que irá al mercado energético «a pecho descubierto», tal y como ha subrayado a EL ESPAÑOL el presidente de AnpierMiguel Ángel Martínez-Aroca.

«No hay retribución a la inversión ni perciben una subvención del Estado ni se han acogido a una subasta del Ministerio: este es el primer parque en la modalidad de propiedad social que va libre al mercado eléctrico«, ha insistido el presidente de Anpier: la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica. «La peculiaridad de la planta de El Ardal es que las familias han constituido la sociedad mercantil Nuevos Campos Solares y han invertido bajo la modalidad de compra de participaciones sociales, cada una, valorada en 17.000 euros».

El nombre de esta planta fotovoltaica que generará 2 megavatios hora, con capacidad para abastecer a 930 hogares, responde al paraje donde se ubica: El Ardal, una zona que une Yecla con el norte del término municipal de Jumilla.

«Toda la energía renovable será comercializada durante el primer año por Holaluz y contribuirá a bajar el precio de la luz, porque el megavatio producido en Yecla saldrá al mercado por 50 euros, cuando estamos viendo precios que rondan los 200 euros». De hecho, el pasado sábado se volvió a registrar un máximo histórico en el coste del megavatio hora en el mercado mayorista: 159,37 euros por MWh.

«Esperemos que el modelo de El Ardal sea el primero de muchas plantas similares, que sean propiedad de familias, autónomos y pymes», según ha subrayado Martínez-Aroca. «En Anpier estamos asesorando a la ciudadanía para explotar el sol de nuestro país y evitar que los grandes fondos de inversión se hagan con las energías renovables».

Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier.

Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier. Cedida

Plan Integrado de Energía

Esta instalación fotovoltaica será la primera bajo una fórmula social que se ponga en marcha en el mercado patrio, dentro del nuevo marco energético establecido por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030.

Esta iniciativa ciudadana, según Martínez-Aroca, «se adelanta al marco regulador de las denominadas comunidades energéticas locales que, amparadas en la normativa europea y a la espera de su transposición al marco legal estatal, impulsarán proyectos en los que las pymes y los ciudadanos tengan la posibilidad de participar en el mercado eléctrico». Todo ello provocará, según el presidente de Anpier, que los beneficios de dicha actividad «puedan quedarse en las economías locales».

La planta de Yecla cuenta con tecnología avanzada de generación fotovoltaica y evita grandes infraestructuras para elevar en tensión y transportar la energía que produce. «El impacto medioambiental será nulo y el visual está muy contenido porque se ocupan unas hectáreas abandonadas a la actividad agrícola por la dureza que presenta el terreno».

La instalación de El Ardal será inaugurada este martes, con la asistencia del director general de Energía del Gobierno de Murcia, Horacio Sánchez; la alcaldesa de Yecla, María Remedios Lajara; y el concejal de Medio Ambiente, Jesús Verdú.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente