Las consecuencias negativas del mal diseño de una instalación pueden evitarse – pv magazine Latin America

Hoy en día, a medida que la energía solar se hace más accesible y rentable y alcanza la paridad de red, la interrogante ya no es si debemos invertir en energía solar, más bien se trata de cómo podemos optimizar su rendimiento, reducir los costes y garantizar la estabilidad y la accesibilidad.

La industria está entrando en una nueva era plagada de nuevos actores: las tarifas solares son cada vez más bajas, los gobiernos ya no ofrecen subvenciones, y vemos a los actores energéticos luchando por mantener la rentabilidad de sus proyectos solares.

Las repercusiones económicas de cada fase de un proyecto solar son enormes, desde el diseño a la construcción y el mantenimiento continuo. Teniendo en cuenta que la vida útil promedio de cada proyecto es de 25 años, se puede decir con seguridad que se trata de un largo periodo de tiempo para predecir tantos factores que se encuentran en constante cambio.

El impacto directo de la fase de diseño en las instalaciones solares

Mientras la mayoría de los propietarios de plantas se aseguran de que el diseño de una instalación solar cumpla con la normativa, la accesibilidad y la capacidad de radiación óptima, es frecuente que se atienda menos a los detalles futuros de otros elementos que no tienen un efecto inmediato en el proyecto. La Operación y Mantenimiento (O&M) es, sin duda, el principal.

Darcy Partners realizó un sondeo entre los mayores actores energéticos en América Latina, revelando que solo el 11% de ellos mencionó que desarrolla la fase de diseño conjuntamente con el equipo de O&M. Esto significa que, la mayoría de los actores del sector energético en América Latina, al diseñar una planta solar, no tienen en cuenta las cuestiones esenciales de O&M.

La mayoría de los desarrolladores de proyectos asocian la O&M con una práctica en terreno enfocada en la sustitución de piezas desgastadas, asegurándose de que la planta tenga un aspecto y un funcionamiento correctos. Sin duda, este es uno de los factores clave de esta disciplina, pero a medida que la industria solar profundiza su entendimiento sobre la energía fotovoltaica, podemos ver el impacto directo que tiene la O&M en la rentabilidad de la planta.

La suciedad es uno de los aspectos cruciales que impiden que las instalaciones solares alcancen una producción energética óptima.

Si durante la fase de diseño nos detenemos a analizar las consecuencias de la elección de una solución de limpieza adecuada, tomando en cuenta todos los factores relevantes que tienen una incidencia importante en la planta durante todo el plazo del PPA, se podría evitar desde un principio una cantidad significativa de costes futuros innecesarios.

Por ejemplo, si se elige la limpieza en seco en lugar de la húmeda, se eliminan los riesgos de los costes del agua a lo largo de los años, una variable que es muy difícil de predecir, especialmente considerando el cambio climático que altera el equilibrio del agua y su accesibilidad a nivel mundial, evitándose así la necesidad in situ de infraestructura de agua a gran escala para la limpieza.

Eliminar el agua de la ecuación no solo aumenta la certeza sobre el ROI del proyecto, sino que también ayuda a minimizar otros factores de riesgo que interfieren, tales como la vegetación, que eventualmente puede dañar la infraestructura en el emplazamiento y, en algunos casos, crear puntos calientes en el propio panel solar si no se maneja adecuadamente.

Además, al elegir la limpieza automática en lugar de soluciones semiautomáticas, se pueden minimizar los espacios necesarios para los caminos de vehículos grandes de limpieza, tales como tractores de limpieza, optimizando a su vez el área para aumentar la capacidad de producción.

Ahora que entendemos la importancia de incluir y calcular la O&M en la fase de diseño, la pregunta se mantiene: ¿cómo podemos asegurarnos de considerar todos los aspectos relevantes que pueden incidir en la rentabilidad de una planta?

Partamos de la base de que nunca se puede calcular y predecir todo. En el mismo estudio de Darcy Partners, el 33% de los encuestados mencionó que constantemente ve una diferencia significativa entre las proyecciones de suciedad y las medidas tomadas in situ. Aún considerando que se trata de empresas líderes en el sector de la energía, con plantas solares en varios lugares, podemos ver que las proyecciones pueden ser engañosas.

Incluso si consideramos la mayoría de los factores, los desarrolladores, en muchos casos, no tienen necesariamente los recursos adecuados para analizar y calcular todas las posibilidades que ofrece el mercado en materia de O&M automatizada. Según el estudio referido, el 80% de los principales actores energéticos en América Latina mencionaron que carecen de recursos o conocimientos para analizar las diferentes soluciones disponibles para optimizar su O&M.

Imagen: Ecoppia

¿Cómo asegurarse de que se realicen las mediciones adecuadas? 

En primer lugar, hay que asegurarse de que el EPC contemple los aspectos relacionados con la O&M; como también que comprenda los diferentes factores que afectarán a la instalación a largo plazo, es decir, durante sus 25 años de vida útil.

En muchos casos, el EPC solo abarca el corto plazo, los primeros 2-5 años del proyecto; dado que más adelante la O&M se encargará a un tercero.

Esta es la razón por la que los grandes actores energéticos europeos y americanos eligen ellos mismos su proveedor de limpieza y se comprometen con él directamente durante los 25 años de duración del proyecto.

De este modo, los propietarios de las plantas pueden disfrutar de una producción óptima mucho tiempo después de que el EPC haya finalizado su servicio, independiente del proveedor de O&M seleccionado.

La Covid 19 llamó la atención de la industria solar hacia la importancia de garantizar la operación y el mantenimiento de las instalaciones de forma remota. Debido en especial, a los múltiples cierres y restricciones de viaje del año pasado, la limpieza robótica ganó un gran espacio, inclinando la balanza hacia la O&M automatizada. La limpieza robotizada proporciona una limpieza eficaz y rentable, pero lo más importante es que es consistente, y garantiza el mismo nivel de limpieza durante toda la vida útil de la planta, sin riesgo de abrasión de los paneles ni de creación de puntos calientes en las secciones que no se limpien adecuadamente. De más está decir que, no se ve afectada por ningún tipo de cierre o restricción externa.

Hoy en día, a medida que las plantas solares pasan de MW a GW, vemos que los robots son la única solución capaz de hacer frente a la limpieza de instalaciones a gran escala.

El elemento más importante a la hora de elegir su proveedor de limpieza es asegurarse de que éste sea seguro y confiable, y que utilice componentes y equipos de alta calidad que garanticen que la operación de limpieza no presente riesgo de dañar los módulos o la estructura, garantizándose así una operación sin inconvenientes y constante. Siempre es preferible trabajar con un proveedor con experiencia en distintos continentes, y que comprenda los diferentes desafíos en términos de O&M que los distintos paisajes y geografías pueden ofrecer.

Ecoppia (TASE: ECPA), es pionera y líder mundial en soluciones de limpieza robótica. Con más de 2.700 MW de proyectos desplegados en 4 continentes y más de 8 años de experiencia comprobada, Ecoppia ha sido uno de los pilares fundamentales de la revolución solar. La cartera de soluciones de Ecoppia permite a los propietarios de las plantas estar tranquilos durante toda la vida del proyecto. Todas las soluciones de limpieza robótica son totalmente autónomas, no necesitan agua, son de bajo mantenimiento y gestionan sus comunicaciones en la nube, lo que permite obtener datos reales de la instalación, manteniéndola impecable sin interferencia humana. Probados en laboratorios independientes y en instalaciones reales de todo el mundo, los robots han demostrado no sólo tener una duración más larga que la vida útil del proyecto, sino también permanecer seguros en los módulos durante más de 25 años de limpieza de forma diaria. Las sofisticadas soluciones de limpieza robotizada de Ecoppia están idealmente diseñadas para instalaciones de gran escala montadas en el suelo, situadas en zonas secas y áridas, manteniéndolas limpias y seguras, con un máximo rendimiento durante todo el año. Las principales empresas energéticas que trabajan con Ecoppia, tales como Engie, AES, SoftBank, EDF, Fortum, entre otras, son ahora capaces de cumplir con sus objetivos medioambientales y sus responsabilidades sociales, logrando cero desperdicios de agua, escalabilidad y crecimiento del ROI.

Como la industria solar está entrando en un nuevo capítulo que determinará qué actor energético perdurará en el tiempo y seguirá siendo rentable a pesar de los constantes cambios, Ecoppia seguirá estando a la vanguardia de la automatización de la O&M, asegurando que el camino hacia el futuro de la energía solar se encuentre siempre, fácilmente pavimentado.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente