Los paneles solares permiten a los centros ahorrar hasta un 70% en electricidad – Magisnet

La factura de la luz sigue dando que hablar. Justo termina un verano en el que se han alcanzado máximos históricos en el precio del megavatio-hora. Ahora empiezan las clases en los colegios y los precios siguen disparados. Con estas circunstancias, ¿cómo pueden los centros educativos ahorrar en electricidad? Una solución es desarrollar un modelo energético basado en el autoconsumo a través de la instalación de paneles solares con los que poder producir la electricidad propia.

Los colegios suelen concentrar su consumo energético durante el horario lectivo, que justamente coincide con los momentos de mayor intensidad lumínica natural, por lo que son perfectos para utilizar la energía solar. Para ello POWEN les ofrece un modelo con el que se pueden ahorrar hasta un 70% en la factura de la luz con una energía 100% verde y transparente, y que les va a permitir, además, ser más responsables con el medio ambiente.

El acuerdo entre el colegio y POWEN se podría realizar a través de un PPA (Power Purchase Agreement), que es un contrato por el que el consumidor se beneficia de energía limpia a un precio preacordado y a largo plazo, sin ningún tipo de inversión inicial. Además, el descuento en la factura de la luz es inmediato y puede llegar hasta el 25% desde el día en que la instalación esté operativa.

El proceso de producción de energía es el siguiente: los paneles solares transforman la luz el sol en electricidad. El inversor convierte la corriente eléctrica de continua a alterna, lo que hace que la energía esté lista para autoconsumo en cualquier dispositivo electrónico. Con el sistema de monitorización se puede controlar la electricidad producida y aprovechada y verificar que el sistema funciona correctamente.

¿Y si se produce más energía de la que se consume? Si es menor a 100 kW, la comercializadora compensa cada kWh vertido a la red en la factura eléctrica. Si es mayor a 100 kW, se vende el excedente como productor según la legislación de instalaciones generadoras. A través de la aplicación móvil, el centro puede comprobar el comportamiento de la instalación en tiempo real y ajustar los hábitos para sacar el máximo rendimiento. 

Disponer de una planta de generación en el mismo centro educativo permite educar de primera mano en energías renovables, sostenibilidad y fomentar la Educación energética entre toda la comunidad del colegio. Asimismo, desde una edad temprana se pueden mostrar los nuevos modelos formativos más ecológicos con el medio ambiente.

POWEN también permite al colegio acceder a una pantalla con datos en tiempo real que muestra cómo se genera y consume la energía, así como la posibilidad de realizar visitas guiadas y talleres relacionados con energía solar fotovoltaica para alumnos y padres.

POWEN trabaja con proveedores de la máxima calidad tanto para los equipos fotovoltaicos y estructura, como también en la ejecución de la instalación, y ofrece a los centros 12 años de garantía contra defectos de fabricación o 25 años para potencia en módulos y estructura, así como otros dos años contra defectos de diseño e instalación.

Además, POWEN tramita todas las subvenciones y bonificaciones con las que el centro puede beneficiarse por la instalación de estos paneles, así como todas las bonificaciones fiscales cuando puedan aplicarse. En definitiva, la empresa energética no solo instala los paneles en los centros sino que les acompaña en el mantenimiento a través de un control y asesoramiento continuo.

Algunos centros que han confiado en POWEN para la instalación de los paneles solares son el Colegio “Santa María la Blanca”,  el King’s College, el Colegio Estudiantes en Madrid y el Colegio “Valdefuentes”, todos ellos en Madrid, o el Colegio “Salesianos” de Puertollano (Ciudad Real).

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente