Paneles solares sin instalación: esto es todo lo que tienes que saber sobre ellos – Motor.es

La energía solar cada vez es más accesible. No sólo porque la tecnología es más sofisticada y económica, sino porque surgen nuevos sistemas que permiten simplificar al máximo la instalación de paneles solares. Te contamos cómo funcionan.

Cuando hablamos de energía solar para autoconsumo en la vivienda, pensamos automáticamente en un tejado repleto de grandes paneles solares y nos acordamos de aquella persona amiga o conocida que nos habló de lo cara que es una instalación fotovoltaica, o del presupuesto que nos hicieron cuando pedimos información a aquella empresa instaladora.

Es cierto que toda instalación fotovoltaica convencional conlleva un desembolso importante, de varios miles de euros en función de la capacidad que tenga. Pero también es cierto que la energía solar es un ejemplo claro de inversión que, a largo plazo, compensa.

Aún así, no todo el mundo puede realizar un desembolso de ese tipo y debe renunciar a reducir la factura de la luz con energía solar. ¿O no?

Qué son los paneles solares Plug and Play

Como ya te hemos contado en alguna ocasión, el mercado ofrece ya paneles solares provistos de todo lo necesario para que lo único que tengas que hacer para utilizarlos sea conectarlos a un enchufe doméstico.

Pero, si es tan fácil, ¿cómo es que mucha gente opta por gastarse varios miles de euros en una instalación convencional sobre su tejado? Esto tiene una explicación.

El panel solar Plug & Play incorpora un microinversor para poder transformar la corriente continua en alterna.

Simplificando, una instalación fotovoltaica debe incluir paneles solares colocados sobre unos soportes. También un inversor y el correspondiente cableado para conectarlo todo y hacerlo funcionar.

Por su parte, los paneles solares sin instalación incluyen lo siguiente:

  • Placa solar rígida o flexible
  • Microinversor
  • Cable para conectar a un enchufe.

Resumiendo, un panel solar Plug and Play es como una instalación fotovoltaica a pequeña escala, incluyendo todo lo necesario para producir energía y trasladarla a la red eléctrica de la vivienda.

La diferencia es que todo está ajustado al tamaño y potencia de una única placa solar, mientras que en las grandes instalaciones cada elemento se dimensiona para producir una mayor cantidad de energía. Además, un panel solar sin instalación no incluye un soporte sobre el que permanecer fijo y con la inclinación y orientación perfectas.

En este caso eres tú quien debe colgarlo de una barandilla, un muro o el lugar en que te sea posible. Esto quiere decir que su rendimiento no será tan elevado como el de una instalación permanente.

Las instalaciones permanentes ofrecen mayor rendimiento, pero también son más caras.

Cómo colocar un panel solar sin instalación

Como ya te hemos avanzado, el panel solar consta de su propio microinversor y del cable para conectarlo a un enchufe y empezar a producir energía solar. Pero, para sacarle todo el partido posible, debemos colocarlo en el mejor lugar posible de nuestra vivienda. Sólo así podremos amortizar la inversión y ahorrar rápidamente.

Dicho esto, a la hora de colocarlo en tu vivienda, debes tener en cuenta lo siguiente:

  1. Orientación Sur, de modo que el panel reciba radiación solar durante el máximo de horas posible durante el día.
  2. 30 grados de inclinación, garantizando una incidencia de los rayos solares lo más directa posible.
  3. Evitar sombras de árboles, chimeneas, muros o tejados. Esto es especialmente importante si lo colocamos en una terraza o una fachada, ya que las sombras reducen mucho la producción de energía (aunque no la eliminan por completo.
  4. Recuerda, necesitas un enchufe cerca para conectar el panel solar.

¿Cuánto cuesta un panel solar sin instalación?

Actualmente, ya existen varios modelos en el mercado que te permiten generar electricidad con paneles solares Plug and Play. El coste por unidad suele oscilar entre los 400 y los 600 euros, en función de la calidad y también de la potencia.

A modo de ejemplo, Sunne Solar ofrece sus paneles solares sin instalación monocristalinos de 410 W por un precio aproximado de 500 euros, dependiendo del establecimiento en el que los compremos.

Tornasol también ofrece este tipo de producto. En su caso son paneles flexibles y muy adaptables de 300 W a partir de 490 euros y que pueden escalarse hasta los 1200 W (4 paneles) con un coste de 1490 euros.

Por su parte, Azzurro ofrece paneles solares monocristalinos en kit de 3 unidades para cubrir un total de 1100 W por 1059 euros.

¿Merece la pena comprar un panel solar Plug and Play?

Como ya habrás deducido, cubrir todas las necesidades de una vivienda con paneles solares individuales de enchufar y listo no es rentable, pues llegar a los 3 kW de capacidad, que es lo mínimo que suele necesitar una vivienda unifamiliar, sale caro y no permite una colocación óptima que extraiga todo su potencial.

En cambio, los paneles solares de enchufar y listo son ideales para complementar una instalación ya existente de manera fácil, especialmente si el inversor instalado no permite incorporar más paneles por falta de potencia.

Además, este tipo de paneles, aunque voluminosos, pueden trasladarse a una segunda vivienda, cambiarse de sitio y utilizarse en múltiples situaciones diferentes, especialmente los flexibles. Incluso, hasta pueden llevarse a un camping. Por tanto, también son muy adecuados para reducir el consumo en determinadas situaciones que impiden o desaconsejan una instalación permanente.

¿Tienes ya experiencia con este tipo de paneles solares? Cuéntanos qué tal funcionan y si estás satisfecho con ellos.

Fotos: Tornasol | Sunne Solar | Freepik

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente