Ponen en marcha en Yecla la primera planta fotovoltaica social de España – elperiodicodeyecla.com

Mañana se inaugura en Yecla la primera instalación fotovoltaica social de España que irá a mercado en el nuevo marco energético establecido por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030. Esto significa que la planta que se conecta en Yecla mañana no dispone de ningún tipo de mecanismo de apoyo -puesto que ni siquiera ha participado en las subastas realizadas por el Estado- y la propiedad de dicha instalación está repartida entre 70 familias de la Región de Murcia.

Este es el segundo proyecto de esta empresa. La primera planta nació con polémica ya que el grupo ecologista ANIDA denunció que se ponía en marcha sobre unos terrenos donde en el paraje de la Herrada del Manco, a unos cinco kilómetros del casco urbano de Yecla. Un lugar de especial interés por la presencia de la alondra ricotí, un ave catalogada como vulnerable. Sin embargo, el gobierno regional aprobó el proyecto.

Este segundo proyecto ha contado con el visto bueno de distintos colectivos y no ha habido problemas de ese tipo.  Al acto de inauguración de esta segunda planta de generación, denominada “El Ardal”, participará el Director General de Energía y Actividad Industrial y Minera, Horacio Sánchez Navarro; la Alcaldesa de Yecla, Remedios Lajara; y el Concejal de Medio Ambiente, Jesús Verdú.

Esta iniciativa ciudadana se adelanta al marco que dará cabida a las denominadas Comunidades Energéticas Locales, que, amparadas en la normativa europea y pendiente de su definitiva transposición al marco legal estatal, impulsaran proyectos en los que las pymes y los ciudadanos tengan la posibilidad de participar en el mercado eléctrico de tal forma que los beneficios de dicha actividad puedan quedarse en las economías locales; sin embargo, la escasez de puntos de evacuación será una barrera casi insalvable para estas comunidades locales.

La instalación que mañana se inaugura cuenta con la más avanzada tecnología de generación fotovoltaica y conecta 2 MW al sistema, en menos de 4 hectáreas de superficie. Este tipo de instalaciones se asimilan mejor al territorio y al paisaje, y su energía sirve para abastecer a en proximidad, con lo que evita grandes infraestructuras para elevar en tensión y transportar la energía que produce, lo que evita costes que van a parar a la factura de la luz. La ventaja en costes de las mega plantas no se trasladan al consumidor; sin embargo, los costes en infraestructuras adicionales para el transporte y las pérdidas que se producen en dicho transporte, sí engrosan la factura de la luz de los consumidores.

En una coyuntura de precios altos, la conexión de nuevos grupos de generación renovables es un paso más para ir reduciendo el peso de la factura de la luz en las economías familiares y en las empresas consumidoras. A medio plazo, conforme se vaya avanzando en las previsiones de incorporación de instalaciones de generación renovable, fotovoltaica y eólica fundamentalmente, el precio de la energía eléctrica caerá de manera contundente, lo que será un alivio para los consumidores y una ventaja competitiva para las empresas españolas. Ese reflejo se puede atisbar en el precio de los futuros de la energía en Europa, donde se marcan, para el 2030 unos precios de la electricidad en España en el entorno de los 30 €/MWh frente a precios de más del doble en países como Francia o Alemania. Un horizonte de precios al que nos iremos aproximando a cada instalación renovable que se conecte desde los casi 200 €/MWh que se registraron en la pasada semana.

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente