Un proyecto desplegará en el desafiante Mar del Norte paneles solares flotantes que se deslizarán sobre las olas «como una alfombra» – Business Insider España

La tecnología fotovoltaica aspira a llegar a los rincones más difíciles del planeta, como aguas alejadas y mares embravecidos. Una de las últimas propuestas en saltar a la palestra es la del Merganser, el primer proyecto piloto en alta mar de la firma holandesa-noruega SolarDuck.

Tal y como informa la CNCB, la compañía energética alemana RWE ha anunciado que invertirá en el proyecto, el cual desplegará tecnología solar flotante en el Mar del Norte, «uno de los más desafiantes del mundo, según la compañía, y que será parte de una colaboración más amplia centrada en el desarrollo de parques solares flotantes.

Merganser está programado para instalarse en las complicadas aguas de Ostende (Bélgica), y tendrá una capacidad de pico de 0,5 megavatios. El aprendizaje obtenido del proyecto permitirá una comercialización más rápida de la tecnología solar flotante a partir de 2023, apuntan desde RWE.

Así funcionan los paneles solares para autoconsumo

El diseño pionero del sistema de SolarDuck permite a los paneles solares «flotar» metros sobre el agua y montar olas «como una alfombra». 

Más adelante, la tecnología tiene previsto aplicarse a un proyecto de mayores dimensiones en el parque eólico marino Hollandse Kust West, que no se ha desarrollado todavía y también se ubicará en el Mar del Norte. 

Integrar la energía solar flotante en alta mar en un parque eólico marino implica «un uso más eficiente del espacio oceánico para la generación de energía», según la compañía germánica, ya que combinaría fuentes solares y eólicas, como también tiene pensado hacer Hollandse Kus.

Portugal despliega el parque solar más grande de Europa en un embalse

A lo largo y ancho del planeta están surgiendo más proyectos de corte similar que buscan combinar ambas tecnologías, alimentando la idea de hibridación, que aglutina varios sistemas de renovables en un solo lugar. 

En el caso de la portuguesa EDP, la compañía lusa inauguró a principios de julio un parque solar flotante de 5 MW en Alqueva. Es «el más grande de Europa en un embalse», con 12.000 paneles fotovoltaicos. 

El proyecto permitiría combinar la energía solar y la energía hidroeléctrica de la represa de Alqueva. El siguiente paso será instalar más adelante un sistema de almacenamiento de baterías. 

«La apuesta por la hibridación, al combinar la electricidad producida a partir del agua, el sol, el viento y el almacenamiento, representa un camino lógico de crecimiento», dijo el director general de EDP, Miguel Stilwell d’Andrade, quien destacó el abaratamiento de la producción energética y la optimización de recursos que implica la medida. 

Daniel

Apasionado de la energía solar como medio para que tanto viviendas particulares como empresas sean capaces de rotar a una energía más limpia y a la vez más barata.

Reciente